Valdivia

Publié le par Nathan Jaccard

Pequeña urbe universitaria apodada la Ciudad de los Ríos por bañarse en el Calle Calle, el Cruz y el Valdivia, estrella fluvial que junta a unos 20 kilómetros del Océano Pacifico, mojando a su paso canales, playones y extensos pantanos. La Ilustre Municipalidad de Valdivia (como se le conoce oficialmente), a unos 250 kilómetros al sur de Santiago, domina la hermosa región de los lagos. Marcado por una fuerte ,inmigración alemana del siglo 19, el campo que rodea la ciudad parece importado de un lander: tiernos prados verde manzana donde rebaños de saludables holsteins se desparraman, alineados vergeles a los pies de granjas de madera colorida, su coqueto jardincito primaveral y un algún enano vigilando la propiedad. En Valdivia, una Schopp Kunstmann calma la sed, ponqués Kuche son la diana de los escolares y papá hace negocios inmobiliarios con el viejo Albrecht.

 

A pesar de los ataques telúricos, la ciudad conserva un estilo germánico con grandes casas, de una pesada sobriedad que conviven con algunos edificios grisáceos de principios del siglo 20 y, obviamente como Chile es Chile, un pantagruélico Mall dominando el consumo.

 

Del mar suben, sin mucha vergüenza, familias enteras de Liones de Mar, instalándose sobre el malecón de la ciudad, atrayendo risas y algún atrevido piedraza infantil. Rugen, apestan y esperan que algún samaritano les bote un pescadito.

 

Publié dans CHILE

Commenter cet article